Go to Top

Anatomía de la inspiración

Compartir este:

Cuando la gente está inspirada, generalmente es por alguien que ha desafiado las probabilidades, ha superado la adversidad y ha tenido éxito. Tales individuos son raros. Su presencia hace que la gente espere algo nuevo dentro de sí mismos.

Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje de personas que son verdaderamente inspiradores son impulsados a ser líderes. Instintivamente, los líderes inspiradores saben que es más fácil de unir a la gente en contra de un enemigo, a que se unan por una buena causa.

Uno de los líderes empresariales más inspiradores de todos los tiempos fue Steve Jobs, que reinventó ordenadores, vídeos animados y cambió la forma en que el mundo escucha música y lee libros. En la década de 1980, Jobs dejó claro que IBM era el enemigo tecnocrático, y que Apple había llegado para darle un nuevo aliento de vida al mundo.

Los líderes inspiradores a menudo comienzan con una buena causa, que es el resultado de escuchar su voz interior. Seguidamente, se rodean de personas con talento que creen y pueden exponer lo que escuchan.

Estos líderes hacen que su prioridad sea el conectar con cada una de las personas claves en su equipo, reforzando sus puntos fuertes y comprometiéndolos. Estos líderes se aseguran de que la totalidad de sus mejores trabajadores saben que son realmente valorados.

Para mantener un talentoso equipo de empleados dedicados, los líderes inspiradores hacen un compromiso sólido para desarrollar el potencial individual de cada miembro de su equipo. El equipo es visto por sus talentos individuales y colectivos. Como resultado, los sueños colectivos se realizan, y los líderes inspiradores son capaces de retener más a los “top performers”

En conclusión, ser un líder inspirador comienza con creer en una visión y a continuación, ser capaz de conectar con un equipo de personas con talento que estén comprometidos con esta causa para llevarla a cabo. A partir de ahí, los líderes deben participar y desarrollar cada individuo para engendrar una verdadera colaboración.

, , , ,