Go to Top

Líderes en la era de Facebook

Compartir este:

Gracias a la proliferación de las tecnologías de la información, los líderes efectivos tienen que ser capaces de conectar con la gente en múltiples, reales y personales maneras. Pero eso no significa que la tecnología es lo que todos los líderes tienen que aprender.

 Estamos viviendo en una época donde la tecnología y la personalidad se han mezclado en la trama de lo que significa ser un líder. La capacidad de interactuar sin problemas dentro de estos dos contextos es la esencia de lo que significa ser eficaces ahora y en el futuro. Pero no todos los líderes se sienten cómodos en ambos mundos.

Por ejemplo, debido a la proliferación de la tecnología, los líderes tienen acceso a más información que nunca antes. Sin embargo, eso no quiere decir que están mejor informados. Una de las principales responsabilidades de un líder moderno es navegar a través de las enormes cantidades de información que diariamente le bombardean y poder identificar lo que es verdaderamente importante, lo que es trivial y lo que requiere atención inmediata.

El impacto de los medios sociales ha complicado las cosas. La manera como nos conectamos: en persona, a través de blogs, Twitter, LinkedIn, Facebook, o por medio de otros métodos de colaboración en línea – dice más de nosotros de lo que parece. Por lo tanto, los líderes efectivos tienen que ser capaces de conectar con la gente en múltiples, reales y personales maneras.

El poder de la información de Aprendizaje

Ser abierto, accesible y vulnerable en una época donde la información se puede tener en un abrir y cerrar de ojos, es un poco como un ejercicio de equilibrio en la cuerda floja, con muchas partes móviles.

Sobre la base de la investigación que ha realizado Caliper en los últimos 50 años, los líderes eficaces tienden a aparecer con ciertos atributos clave: Son visionarios y carismáticos, enérgicos, capaces de conectar fácilmente con otros, innovadores, persuasivos, tienen la necesidad de hacer las cosas y con frecuencia están dispuestos a asumir riesgos. Estos rasgos son la base de lo que hace un líder de éxito, pero esto es sólo el punto de partida. Para el desarrollo de líderes en la era de Facebook, se requiere que los profesionales de la enseñanza creen ofertas para permitir la combinación adecuada de todos estos ingredientes, así como ayudar a garantizar que los líderes puedan conectarse a través de múltiples medios.

Con la aparición de las redes sociales, los nuevos líderes pueden compartir ideas, mejores prácticas y experiencias sobre la igualdad de condiciones, ínter actuando con todos los miembros de su organización, más que nunca antes. La comunicación en las organizaciones ya no es de arriba hacia abajo, incluso los empleados en puestos de base ahora pueden proponer nuevas ideas a sus líderes, para su consideración. Esto significa que todos los empleados en diferentes funciones en una organización, tienen el poder de innovar, comunicar y conectar.

Además, a la luz de los cambios del mercado, el desarrollo ya no es sólo a través de las  cursos formales; éstos son ahora una parte del entrenamiento. El aprendizaje informal de los compañeros, tutores y supervisores puede ser tan impactante, si no más. En el mundo digital actual, los líderes emergentes pueden seguir a los líderes  ya reconocidos y que ellos admiran a través de Twitter y conectarse con ellos en LinkedIn, pueden absorber el conocimiento de estos líderes,  compartirlo y aplicarlo en los entornos de aprendizaje más formales.

Dicho esto, muchas de las cualidades de los líderes exitosos han permanecido igual. Sin embargo, los métodos por los cuales los líderes se comunican han cambiado radicalmente gracias a la tecnología y esto exige que el lider de hoy, logre integrar los medios sociales dentro de su gestión.

, , ,