Go to Top

Gerentes, pongan un pie por delante

Compartir este:

El dolor comenzó como un dolor sordo en la parte inferior del talón derecho. Pero entonces la rodilla izquierda decidió unirse a la fiesta. Y poco después, la banda iliotibial en el exterior del muslo. Entre las dosis de ibuprofeno pensé, “Tal vez mis pies no están recibiendo el apoyo adecuado.”

No nos damos cuenta a menudo hasta que algo va mal, pero nuestros pies son estructuras notablemente complejas que sometemos a un sufrimiento constante. Cuando nuestros zapatos se desgastan y dejan de proporcionar el soporte adecuado, nuestros pies comienzan a descomponerse. Y cuando tratamos de compensar esa falta de apoyo, las lesiones en otras áreas pronto empiezan a aparecer. Esto lo aprendí de la manera más difícil.

En el lugar de trabajo, los empleados de todos los niveles requieren diferentes tipos y grados de apoyo de sus gerentes y su organización, sin éste apoyo, problemas como la falta de compromiso, la confusión y la desalineación con las prioridades de la organización comienzan a fluir y la productividad se ve afectada. Este apoyo puede adoptar diversas formas, ya sea una dirección clara al inicio de un proyecto, una retroalimentación constructiva sobre el desempeño o aportando los recursos necesarios para desarrollar nuevas habilidades y contribuir al éxito de la organización.

¿Cómo se puede observar un apoyo óptimo? Los diferentes pies requieren diferentes tipos de apoyo, como el paso, la altura del arco, el tamaño, la forma y el volumen, la actividad para la que se están utilizando, todo contribuye un apoyo óptimo. Algunas personas lo logran en un zapato minimalista, otros necesitarán más amortiguación o apoyo del arco para su marcha individual. Diferentes empleados pueden necesitar apoyos diferentes – más o menos dirección, reconocimiento frecuente o infrecuente, un apoyo a distancia o uno muy cercado por parte de su gerente.

Ya sea que usted sea un supervisor recién promovido trabajando con un nuevo equipo o que haya estado administrando un grupo estable durante años, un componente clave de la administración eficaz es la comunicación regular para informar a las personas sobre lo que está pasando, identificar problemas y asegurar que las responsabilidades del trabajo están alineadas consistentemente con las metas y la estrategia de la organización. Hay una gran cantidad de herramientas disponibles hoy en día para ayudar a identificar las fortalezas del equipo, las oportunidades, los estilos de aprendizaje y las maneras de mejorar la efectividad del equipo. La cuestión es si aprovechamos tales herramientas para evitar problemas o para corregirlos.

Si desea asegurarse de que sus zapatos están proporcionando el apoyo adecuado, puede hablar con un médico de medicina deportiva, un podólogo, e incluso con un empleado que suele estar corriendo dentro de una tienda, quienes le darán consejos sobre como recuperarse. De igual manera, si desea asegurarse de que los gerentes de su empresa están proporcionando el apoyo adecuado a sus colaboradores, debe hablar con un experto en desarrollo organizacional para obtener el asesoramiento, preferiblemente antes de que las cosas se salgan de control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *