Go to Top

Por qué importan las líderes

Compartir este:

Por Cyndi Sax

La equidad de género no es un tema nuevo; durante mucho tiempo se ha argumentado que las mujeres no tienen las mismas oportunidades que los hombres. Si bien estamos viendo mejoras respecto a la representación del género en el mundo de los negocios, el progreso ha sido lento.

Recientemente la revista Forbes publicó el artículo sobre una investigación que sugiere que las compañías con un mayor número de mujeres en puestos de liderazgo de alto nivel, mejoran su reputación y atraen a mejores candidatos.

El índice Gender Forward Pioneer (GFP) descubrió que sólo alrededor del 11% de líderes de alto nivel en las principales empresas de todo el mundo, son mujeres. Sin embargo, encontraron que las compañías con mejor reputación tenían cerca del 17% de representación femenina en puestos de alta dirección.
Niveles más altos de diversidad conducen también a niveles más altos de admiración, tanto entre clientes, como entre empleados. Sin embargo, la lucha por la representación femenina es un reto de dos fases: Primero, una empresa tiene que comprometerse a buscar y asegurar que haya mujeres en puestos de alta dirección, y posteriormente tienen que empoderar a las mujeres para que permanezcan en esos puestos de alto nivel.

El mes pasado Fortune publicó un artículo que se titulaba “Lo que implicará mantener a más mujeres en el mundo corporativo”. En él, señalan que con frecuencia las mujeres entran a la fuerza de trabajo con confianza en sí mismas y ambiciones, sólo para ver a prueba su autoconfianza, y frustrado su potencial.

De acuerdo con Fortune, el momento más desafiante en la carrera de una mujer suele ser en la segunda década, alrededor de sus 30 años. Las compañías frecuentemente establecen expectativas más altas para sus empleados de nivel medio, y las mujeres están intentando obtener más responsabilidades en su trabajo, mientras se esfuerzan para equilibrar las crecientes exigencias que a menudo experimentan en sus vidas personales.

Corresponde a cada empresa apoyar a sus empleadas ofreciéndoles programas de entrenamiento y desarrollo que las preparen y empoderen para comenzar con confianza un camino de liderazgo. ¿Por qué? Porque las mujeres líderes no sólo mejorarán la reputación de una compañía, sino que también pueden mejorar el desempeño de la empresa.

Las investigaciones muestran que líderes exitosas tienden a poseer muchas de las cualidades típicamente consideradas como rasgos de liderazgo “masculino”, tales como un estilo directo de comunicación, orientación a la acción, disposición a correr riesgos y habilidades para resolver problemas complejos. Además, las líderes que participaron en este estudio demostraron resiliencia y altos niveles de energía y empatía, cualidades que les permiten comprender mejor a sus reportes directos y colegas, recuperarse de contratiempos o rechazos, y perseverar durante períodos prolongados.

En resumen, las líderes no sólo poseen rasgos que han sido asociados tradicionalmente con un liderazgo exitoso, sino que muestran comportamientos adicionales que las prepararán para tener éxito frente a la resistencia u obstáculos que las mujeres enfrentan con frecuencia en el mundo laboral de hoy en día.

Si las empresas adoptan el poder de las niñas hoy, se beneficiarán del poder de las líderes en el futuro.

, , , ,