Go to Top

3 consejos sobre la entrevista que te ayudarán a contratar a la persona correcta.

Compartir este:

Contratar a alguien puede consumirte mucho tiempo y ser muy estresante. Idealmente, encuentras a la persona perfecta para el puesto inmediatamente –alguien que se adapta rápidamente, mejora el desempeño de tu departamento y alivia la carga de trabajo. En el peor de los escenarios, tu “gran contratación”’ resulta estar lejos de eso y gastas meses lidiando con las consecuencias, incluyendo el buscar a su reemplazo.

Desafortunadamente, muchas empresas experimentan el peor de los escenarios. La buena noticia es que implementando un proceso de contratación que incluya la técnica de “preguntas de entrevista estructuradas” o también conocida como la “entrevista basada en comportamientos”, tu puedes sentirte más seguro de estar contratando a la persona adecuada para el puesto. Esto es importante no solo para la empresa, sino también para esa persona contratada.

Hay 3 acciones fundamentales necesarias para desarrollar un proceso de entrevista estructurada efectiva:

  1. Conocer las habilidades, destrezas o competencias que vas a evaluar, y coincidir con lo que representa una buena respuesta.

Diferentes puestos requieren diferentes competencias y conductas que llevan al éxito. Contar con un proceso de entrevista estructurado significa que tú sabrás previamente lo que buscas: ¿Cuáles son las habilidades críticas, competencias y perspectivas requeridas para un desempeño exitoso? ¿Qué tipo de historial y experiencia tienden a cultivar esas habilidades? Para contestar estas preguntas y determinar cómo lucirá el éxito en el papel, realiza un “Análisis del puesto” a fondo y acompáñate de los involucrados, reclutadores, líderes estratégicos y profesionales en RH para asegurarte de que todos comparten la misma idea.

  1. Prepara preguntas específicas previamente que concuerden con los requerimientos del puesto.

El objetivo es tener preguntas que se enfoquen en la experiencia previa sobre situaciones similares a aquellas que la persona pudiera enfrentar en su nuevo puesto. Como entrevistador, tú estás buscando evidencia de conductas demostradas. Estas preguntas de conducta, te permitirán indagar cosas específicas contra generalidades.

Es importante preguntar por cada competencia que fue identificada como necesaria para el éxito, para asegurarte de que tu proceso de entrevista es consistente y justo. Usa ejemplos de conductas ó ‘anclas’ para que puedas medir la competencia al escuchar al entrevistado relatar su historia. También querrás asegurarte que todos los involucrados en el proceso de selección están de acuerdo en lo que constituye el éxito en cada área. Esto asegurará que las entrevistas puedan ser discutidas de una manera objetiva.

  1. Busca más información si parece haber un área crítica  o conducta que necesite desarrollarse.

Durante tu proceso de entrevista, será importante integrar una Evaluación de Personalidad validada para ayudarte a descubrir cosas que no necesariamente podrías ver en una entrevista. En efecto, la herramienta de evaluación te permitirá indagar más allá para determinar la adecuación de la persona con la cultura de la compañía y con el equipo, gerente y los valores organizacionales.

Finalmente, recuerda que es importante elegir a la persona no solo por las habilidades que ya tiene, sino también por su potencial. Así que trata de contar con una herramienta que mida este aspecto y con ello podrás realizar una contratación no solo con foco en la adecuación al puesto actual pero también con miras a su desarrollo o crecimiento dentro de la organización.

¡La próxima vez que necesites llenar un puesto, asegúrate de hacer todo lo que puedas para elegir a la persona correcta para el puesto, de manera que tu ‘gran contratación’ sea justo eso!

 

, ,